El viernes pasado, un grupo bipartidista de senadores dio a conocer una legislación que extendería las protecciones legales y los permisos de trabajo esenciales para DREAMers, un grupo de jóvenes inmigrantes indocumentados traídos aquí como niños. El programa que actualmente otorga estos beneficios, DACA, ha estado bajo fuego desde que la campaña de Donald Trump se comprometió a revocar las acciones ejecutivas promulgadas por el Presidente Obama.

To read this post in English, click here.

Los Senadores Dick Durbin (D-Illinois) y Lindsey Graham (R-Carolina del Sur) están promoviendo el llamado "Bridge Act", un proyecto de ley que permitiría a los DREAMers que recibieron inmudidad de deportación y permisos de trabajo bajo DACA mantener esos beneficios por tres años más, si el programa de DACA es revocado por el presidente electo Trump. Hay otros tres senadores que son copatrocinadores originales del proyecto de ley: Lisa Murkowski (R-Alaska), Dianne Feinstein (D-California) y Jeff Flake (R-Arizona). Durbin y Graham esperan encontrar patrocinadores adicionales.

"No puedo ir a ninguna parte sin que alguien toque el tema, personalmente o de manera religiosa", dijo Durbin durante un reportaje con un grupo pequeño de reporteros, según Politico. "Queríamos avanzar rápidamente."

Incertidumbre Sobre el Bridge Act

No está claro si el proyecto de ley se convertirá en ley con un Senado controlado por los Republicanos y una Casa mucho más conservadora. El liderazgo del Partido Republicano ha dicho en general que quiere esperar y ver cómo la administración Trump maneja el tema antes de tomar cualquier decisión sobre cómo tratar a los beneficiarios del programa de DACA.

"En mi opinión, la [acción ejecutiva] emitida por el presidente Obama era inconstitucional y el presidente electo Trump tendría razón en derogarlo", dijo Graham en un comunicado el viernes. "Sin embargo, no creo que debamos cambiar las reglas y empujar a estos jóvenes - que salieron de las sombras y se inscribieron con el gobierno federal - de vuelta a la oscuridad".

Trump ha dicho que planea revocar el programa de DACA, y no ha retirado públicamente esa promesa. Sin embargo, ha tomado un tono más suave hacia DREAMers, alabándolos en una entrevista con la Revista Time y señalando que "están en tierra incierta porque no saben lo que va a suceder".

Detalles Sobre el Bridge Act

El Bridge Act se aplicaría a un grupo más amplio de DREAMers, más allá de los actuales titulares de DACA. Algunas buenas noticias son que, de acuerdo con Durbin, los negociadores acordaron ampliar la elegibilidad del proyecto de ley a otros jóvenes inmigrantes indocumentados que calificarían para el programa de DACA pero no lo tienen actualmente. Eso incluiría, por ejemplo, a un joven de 14 años que no es elegible para recibir beneficios hasta cumplir los 15 años. Al igual que el programa de DACA original, todos tendrían que pagar una cuota, registrarse con el gobierno y pasar chequeos de antecedentes.

Otra buena noticia es que la legislación también exige una protección de confidencialidad más estricta de la que actualmente se ofrece bajo el programa DACA. El proyecto de ley prohibiría que la información personal (como las direcciones de los inmigrantes) se usara para fines de deportación, a menos que involucrara riesgos de seguridad nacional o una investigación de delito grave. Esta disposición tiene por objeto asegurar que los padres de los titulares de DACA no se expongan a ser deportados.

La extensión de los beneficios bajo el Bridge Act sólo sería válida por tres años bajo la ley. Así, en teoría, si esta medida se convirtiera en ley en mayo de 2017, desaparecería en mayo de 2020, obligando al Congreso a elaborar reformas migratorias más amplias mientras tanto.

To read this post in English, click here.

MBJ Staff

Written by MBJ Staff